Connect with us

Nacional

Departamento de Estado: 50,000 estadounidenses en el extranjero han pedido ayuda para llegar a casa

Published

on

25 de marzo (UPI) – Más de 50,000 estadounidenses en el extranjero han pedido ayuda a Estados Unidos para regresar a casa, ya que se han quedado varados en países que han cerrado sus fronteras y han prohibido a los transportistas volar en medio de la pandemia de coronavirus, dijeron el miércoles funcionarios del Departamento de Estado.

Unos 9.300 estadounidenses han sido repatriados desde más de 28 países desde que despegó el primer vuelo de evacuación a fines de enero, e Ian Brownlee, un alto funcionario de Asuntos Consulares que dirige la fuerza de repatriación del Departamento de Estado, dijo durante una reunión informativa el miércoles que hay unos 9,000 más personas programaron 66 vuelos para regresar a los Estados Unidos en los próximos nueve días, y decenas de miles más buscarán asistencia en sus hogares.

El número de 50,000 estadounidenses que solicitan ayuda es más del doble que el número de 13,500 que el Departamento de Estado dijo el lunes, pero Brownlee dijo que el departamento mantiene un recuento de los ciudadanos estadounidenses que estiman que pedirán ayuda, y ese número cambia no solo a diario sino por hora. .

«Nuestras publicaciones en todo el mundo han recibido solicitudes de asistencia para regresar a los Estados Unidos de más de 50,000 ciudadanos estadounidenses y estamos comprometidos a traer a casa tantos estadounidenses como sea posible», dijo.

Sin embargo, el grupo de trabajo se está volviendo cada vez más limitado a medida que los países continúan bajo cierre, dándole a menudo la misma advertencia de las horas en que sus fronteras se cerrarán mientras dan al público, dijo Brownlee.

El Departamento de Estado está buscando contratar aviones para llevar a los ciudadanos estadounidenses a casa, pero se ha topado con obstáculos y ha pedido al Departamento de Defensa que alinee los aviones.

«Este es un trabajo contractual bastante complejo y en la medida en que este es un evento verdaderamente sin precedentes, la capacidad del Departamento de Estado para hacer esto se está agotando», dijo Brownlee.

En Perú, donde más de 1,000 estadounidenses han sido evacuados, dos vuelos más estaban en el aire rumbo a casa durante la sesión informativa, pero el Departamento de Estado dijo que habían experimentado un atasco allí para llevar a los estadounidenses a casa.

La Embajada de los Estados Unidos en Perú confirmó que 300 ciudadanos estadounidenses habían sido evacuados del país sudamericano el miércoles, igual que más de 1,000 estadounidenses en total para ser repatriados, pero que más esperaban para llegar a casa.

«Sabemos lo frustrados que están muchos de ustedes y estamos trabajando incansablemente para superar los obstáculos y llevarlos de regreso a los Estados Unidos», dijo la Embajada de los Estados Unidos en Perú la noche del miércoles. vía Twitter.

Brownlee dijo que el problema en Perú es que el lado militar del aeropuerto está trabajando «muy poco» después del cierre de la autoridad de aviación civil debido a que los funcionarios están infectados con COVID-19.

William Walters, director ejecutivo y director gerente de Medicina Operativa, dijo que entre la fuerza laboral de 75,000 personas del Departamento de Estado, están rastreando 58 casos de COVID-19, 33 de los cuales fueron diagnosticados en una oficina regional.

En los Estados Unidos, dijo que han identificado 16 casos en cinco ciudades, con ocho identificados en una ubicación.

La tasa de infección, dijo, es menos de uno en 1,000.

«Ese es un resultado directo de la misión en el puesto y de la implementación del distanciamiento social y el teletrabajo y todas las cosas en las que el departamento ha estado trabajando tan duro durante las últimas semanas», dijo Walters.

.

Click aqui para ver la fuente

Continuar
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacional

Arriban a la isla tres vuelos comerciales desde Nueva York y Nueva Jersey

Published

on

Desde Nueva York y Nueva Jersey, los dos estados de Estados Unidos con mayor cantidad de casos positivos de coronavirus COVID-19 (140,078 y 44,416, respectivamente), arribaron hoy martes tres vuelos al aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín (SJU), en Isla Verde, de acuerdo con la plataforma de datos de vuelos FlightAware.

Hoy arribaron desde Nueva York dos vuelos de JetBlue, uno a las 2:24 a.m. y otro a las 5:58 p.m., mientras que otro viaje de la misma aerolínea llegó a la 1:27 p.m. procedente de Newark, en Nueva Jersey.
Desde el estado de Florida, que al cierre de este escrito contaba 14,496 casos positivos de acuerdo con The New York Times, arribó una decena de vuelos comerciales. Cuatro provinieron desde Orlando: dos de JetBlue (uno a las 12:02 p.m. y otro a las 9:14 p.m.) y dos de Southwest (uno a las 11:19 a.m. y otro a las 2:00 p.m.).

Cuatro más arribaron desde Ft. Lauderdale: dos de JetBlue (a las 2:34 p.m. y a las 8:35 p.m.), uno de Spirit a la 1:19 p.m. y uno de Southwest a las 12:19 p.m. Otros dos vuelos desde Miami corresponden a American Airlines, uno a la 1:16 p.m. y otro debe arribar a las 10:07 p.m.
Aerostar Airport Holdings, empresa que administra el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín, informó que ayer también arribaron dos vuelos desde Nueva York y otro desde Nueva Jersey. Damarisse Martínez, portavoz de Aerostar, abundó que de esos destinos “están llegando en promedio alrededor de 90 personas al día, versus alrededor de 2,500 que suelen llegar, para una reducción estimada de un 96% de pasajeros”.
La Guardia Nacional, que tiene efectivos realizando monitoreos a pasajeros en el aeropuerto en busca de viajeros con síntomas de coronavirus, informó que evalúa la posibilidad de realizarle pruebas rápidas para diagnosticar COVID-19 a todos los pasajeros que entren a la isla, luego de que dos personas procedentes de Nueva York llegaran enfermos al país y tomaran medicamentos para bajar la fiebre y no ser detectados. Ambos dieron positivo al coronavirus y están hospitalizados.

.

Click aqui para ver la fuente

Continuar

Nacional

Texas puede hacer c**plir la prohibición del aborto durante la pandemia de coronavirus, las reglas de la corte federal de apelaciones

Published

on

7 de abril (UPI) – Una corte federal de apelaciones con sede en Nueva Orleans permitirá, por ahora, que Texas aplique una prohibición de casi todos los abortos mientras el estado lucha contra la pandemia de coronavirus.
Revocando la decisión de un tribunal de primera instancia, un panel de tres jueces en el 5 ° Tribunal de Apelaciones del Circuito de Estados Unidos, políticamente conservador, dictaminó el martes que el estado puede continuar prohibiendo todos los abortos, excepto aquellos para pacientes cuyos embarazos amenazan sus vidas o su salud, una restricción del Partido Republicano. Los funcionarios estatales han insistido en que es necesario para preservar los escasos recursos hospitalarios para los pacientes con COVID-19.

Citando el precedente de la Corte Suprema de los Estados Unidos, el juez de circuito estadounidense Kyle Duncan, designado por el presidente Donald Trump, escribió que «los derechos individuales garantizados por la Constitución no desaparecen durante una crisis de salud pública, pero … Los derechos podrían restringirse razonablemente durante esos veces.»
«Cuando se enfrenta a una epidemia que amenaza la sociedad, un estado puede implementar medidas de emergencia que restrinjan los derechos constitucionales siempre que las medidas tengan al menos alguna ‘relación real o sustancial’ con la crisis de salud pública y no sean ‘más allá de toda duda, una simple , invasión palpable de los derechos garantizados por la ley fundamental ‘», escribió.

El juez de circuito estadounidense James Dennis, designado para el tribunal por el presidente Bill Clinton, disintió.
Los proveedores de aborto han caracterizado la demanda del estado como un oportunismo político. La mayoría de los abortos no se realizan en hospitales y, según los proveedores, generalmente no requieren un equipo de protección personal extenso, como las máscaras y guantes que escasean para los médicos y enfermeras que luchan contra COVID-19.

El 22 de marzo, el gobernador Greg Abbott emitió una orden ejecutiva que prohíbe cualquier procedimiento que no sea «médicamente necesario de inmediato», y el fiscal general de Texas Ken Paxton rápidamente declaró que la orden se aplica a cualquier aborto que no se considere crítico para proteger la vida o la salud del padre. Un grupo de proveedores de abortos presentó una demanda alegando que la orden constituía una prohibición casi total de los abortos y que era inconstitucional.

Ya se han cancelado cientos de abortos.
Un juez federal en Austin se puso del lado de los proveedores de servicios de aborto, bloqueando temporalmente la prohibición del estado porque «impide que las mujeres de Texas ejerzan lo que la Corte Suprema ha declarado que es su derecho constitucional fundamental a interrumpir un embarazo antes de que un feto sea viable», escribió.
Pero el 5º Circuito dijo que el juez, el juez de distrito estadounidense Lee Yeakel, había cometido un error porque su orden «[bestowed] en proveedores de abortos, una exención general de una medida de salud pública de emergencia generalmente aplicable «.

Duncan dijo que Yeakel se equivocó al caracterizar la orden de Abbott como una prohibición total de los abortos.
«Entendido correctamente», escribió, la orden ejecutiva es un «aplazamiento temporal» de muchos procedimientos, como las colonoscopias.
Pero Texas prohíbe los abortos después de 20 semanas, lo que significa que prohibir el procedimiento por un período de tiempo prolongado deja a muchas pacientes incapaces de interrumpir sus embarazos. La orden de Abbott expirará el 21 de abril, pero se puede extender.
El caso ahora regresa a la corte federal en Austin, donde se programa una audiencia para la próxima semana. El 5º Circuito ya había pausado la orden de Yeakel que bloqueaba la prohibición, pero la opinión del martes la descartó por completo.

El litigio adicional está casi garantizado. Estados como Ohio, Oklahoma y Alabama han impuesto prohibiciones similares a Texas », y se están desarrollando demandas similares en todo el país.
En un comunicado, Dyana Limon-Mercado, directora ejecutiva de Planned Parenthood Texas Votes, se comprometió a seguir luchando contra el estado, pero no dijo si los proveedores pedirían a la Corte Suprema de los EE. UU. Que considere el caso o regrese al tribunal federal de distrito.
«Hemos visto ataques implacables en la atención de la salud reproductiva, incluido el acceso al aborto, durante más de dos décadas en Texas, pero la orden del gobernador es un nuevo mínimo», dijo. «¿Qué tan cruel y fuera de contacto con la realidad tiene que ser para explotar una pandemia mundial de salud para promover su propia agenda política?»
Mientras tanto, Paxton aplaudió el fallo y agradeció al tribunal por su «atención a las necesidades de salud y seguridad de los tejanos que sufren esta crisis médica».
«La orden del gobernador Abbott asegura que las camas de hospital permanezcan disponibles para los pacientes con coronavirus y el equipo de protección personal llegue a los profesionales médicos que más lo necesitan durante esta crisis», dijo.
Divulgación: Planned Parenthood ha sido un patrocinador financiero de The Texas Tribune, una organización de noticias sin fines de lucro y no partidista que se financia en parte con donaciones de miembros, fundaciones y patrocinadores corporativos. Los partidarios financieros no juegan ningún papel en el periodismo del Tribune. Encuentre una lista completa de ellos aquí.

Este artículo apareció originalmente en The Texas Tribune. Lee el original aquí. El Texas Tribune es una organización de medios sin fines de lucro y no partidista que informa a los tejanos, y se compromete con ellos, sobre las políticas públicas, la política, el gobierno y los asuntos estatales.

.

Click aqui para ver la fuente

Continuar

Nacional

El Dragón de SpaceX cae después del viaje a la estación espacial

Published

on

7 de abril (UPI) – La cápsula de carga Dragon de SpaceX cayó el martes en el Océano Pacífico, llevando ratones vivos, células de plantas cultivadas en el espacio y trajes espaciales para ser examinados y restaurados.
La misión fue el vigésimo viaje de carga para SpaceX, y el último para su carga original Dragon. Se utilizará un Dragón de segunda generación en el futuro, según SpaceX.

«¡Se confirmó un buen chapoteo de Dragon, completando la vigésima y última misión de reabastecimiento de @Space_Station para la primera iteración de SpaceX de la nave espacial Dragon!» SpaceX dijo en Twitter.
La cápsula se lanzó desde Florida el 6 de marzo y fue liberada de la estación espacial a las 9:06 a.m.EDT. SpaceX confirmó públicamente la caída a las 2:55 p.m.
Después de disparar sus propulsores para alejarse una distancia segura de la estación, la cápsula salió de la órbita y se dirigió a su salpicadura asistida por paracaídas a 300 millas al suroeste de Long Beach, California.
La cápsula había llevado alrededor de 4,300 libras de experimentos científicos y equipos a la estación, y regresó con poco más de 4,000 libras, según la NASA.
Una cápsula rusa Soyuz está programada para ser lanzada a la estación el jueves por la mañana desde Kazajstán. A pesar de la pandemia de coronavirus, SpaceX y la NASA han dicho que planean el primer lanzamiento de Crew Dragon a la estación, mientras transportan a dos astronautas, en mayo.

¡Se confirmó el buen chapoteo de Dragon, completando la vigésima y última misión de reabastecimiento de @Space_Station para la primera iteración de la nave espacial Dragon de SpaceX! – SpaceX (@SpaceX) 7 de abril de 2020

.

Click aqui para ver la fuente

Continuar
Advertisement
Advertisement

Tendencias